WAYLLABAMBA

El primer día de trayecto en el Camino Inca a Machu Picchu empieza a las 9 a.m. promedio, es el día en el cuál el cuerpo se acomoda, toma ritmo de caminata intensa, la dificultad no es tan avanzada, además de ver algunos sitios arqueológicos de gran belleza y fortaleza arquitectónica, podremos ver mucho sobre flora y fauna propia del lugar o endémica.

El término del primer día, donde llegaremos a cenar y a descansar se llama “Wayllabamba”, este es el primer campamento del primer día del camino inca.  Para llegar a Wayllabamba caminaremos por unas 3 horas después de almorzar, llegando al sitio designado para acampar y descansar. Este sitio es ideal para poder tomar algunas fotos del atardecer por estas tierras sagradas, además de que podremos ver un cielo despejado, donde se pueden ver todas las estrellas, y si se llega en la estación correcta se puede apreciar parte de la Vía Láctea, esto gracias a la zona estratégica donde se encuentra este descanso, se debe aprovechar este lugar para respirar el aire puro, meditar ante la paz del lugar, o sino tener una amena noche entre conversaciones, puesto que no hay señal de celulares ni comunicación con el mundo exterior.

¿Dónde se ubica la zona arqueológica de Wayllabamba?

Ubicado al final del recorrido del primer día, es el campamento final donde se descansará.

¿Cómo llegar a la zona arqueológica de Wayllabamba?

Después del almuerzo que se realiza el primer día, toma unas 3 horas de caminata para llegar al campamento de Wayllabamba.

¿Qué cosas debo llevar para visitar el Sitio arqueológico de Wayllabamba?

  • El boleto de acceso al Camino Inca
  • Documentos de Identificación (DNI en caso de turistas locales y nacionales y Pasaporte en caso de turistas extranjeros)
  • Muda de ropa, puesto que el camino inca tiene una duración de más de un día y una noche.
  • Zapatos, ropa y accesorios de treeking, puesto que este camino tiene una dificultad media a elevada.
  • Pastillas y oxígeno en caso de presentarse el mal de altura o soroche.

RECOMENDACIONES:

  • Tener una condición física buena, puesto que el camino inca es de dificultad elevada.
  • Llevar abundante agua, para mantenerse hidratado y no tener inconvenientes físicos.
  • Protector solar es imprescindible para estos treekings.
  • Llevar todo el efectivo posible, puesto que no hay ninguna zona hasta llegar a Machu Picchu.